Secciones Destacadas

Agenda de actividades

En esta sección encontrarán todas las actividades actualizadas que desarrolle para que así puedan estar todos informados y de acuerdo a sus necesidades y horarios puedan asistir a las que deseen compartir. Figurarán aquí charlas, conferencias, presentaciones de libros, anuncios de reportajes radiales como televisivos y también notas en prensa escrita. Viajes grupales, cursos, iniciaciones, talleres, meditaciones y convocatorias para servicio planetario.

Ver Sección

Atenciones Personales y a distancia

-.Lectura de los Registros Akáshicos.
-.Cartas natales y anuales Mayas.
-.Tarot del Despertar de conciencia.
-.Sanaciones Reconectivas.
-.La Reconexión.

Ver Sección

Registros Akáshicos

El Registro Akáshico es el libro del alma que contiene la información guardada de todas las experiencias que un ser fue viviendo a lo largo de sus muchas existencias. Es una herramienta de mucha aceleración para la sanación del karma personal y comunitario, como también un puente al recuerdo de nuestra creación primigenia como seres de luz total. Los Registros Akáshicos nos muestran como……

Ver Sección

Mis libros

Encontrarán una síntesis de lo que contiene cada uno de mis libros.

Ver Sección

Productos " Magas del Sur "

Magas del sur es una empresa de mujeres que en círculos sagrados de meditación y alquimia elaboran productos para la transformación y armonización de seres y lugares. Productos magas del sur, alquimia del alma.

Ver Sección
Data Fiscal
Mundo de la alquimia - Sanaciones


Reiki

Dr. Mikao UsuiEl Reiki es un método de curación natural. Se basa en la transmisión de energía universal Divina a través de la imposición de manos. La historia del Reiki tradicional comienza a mediados del siglo XIX, cuando el Dr. Mikao Usui decano de la Universidad de Kyoto Japón, quien también era sacerdote cristiano, daba cátedras sobre teología.
En una de sus clases un estudiante le preguntó acerca de cual era la metodología que usaba Jesús para la curación de los enfermos. Sin una respuesta clara para dar Usui deja su cargo en la universidad y decide investigar los métodos de sanación. Su exploración comenzó en los libros sagrados cristianos y también en los textos del budismo tibetano.
Se trasladó a residir por un tiempo en los Estados Unidos de América del Norte para doctorarse en Teología, pero no podía encontrar lo que tanto añoraba que era descubrir las técnicas que usaba Jesús para curar.
Mikao Usui regresó a Japón e ingresó en un monasterio budista zen en donde se encontraban textos sobre terapias curativas escritos en sánscrito. Allí logró encontrar los símbolos  y las técnicas de sanación pero era preciso saber como aplicar este conocimiento. Decide hacer un retiro de veintiún días en el monte Koriyama.
En el amanecer del último de los días de meditación, recibe un rayo dorado en su tercer ojo, pierde el conocimiento y cuando se recupera se ve rodeado de esferas con arco iris y los símbolos del Reiki, recibió en ese momento la forma en la que debían ser utilizados cada uno de los símbolos, Mikao Usui estaba siendo iniciado.
Tuvo luego de estos veintiún días varias experiencias como la cura de uno de sus dedos que al lastimarlo comenzó a derramar sangre en cantidad y con el uso del Reiki paró la hemorragia. La cura de un dolor de muelas muy fuerte que padecía la mesera de una posada en donde él paró a comer luego de su retiro. Y al volver al monasterio encontró postrado al Lama que le había facilitado todos los textos, con mucho dolor por la artritis que padecía, e imponiendo sus manos en varias sesiones logró curar al monje. A esta energía sanadora Usui le puso el nombre de Reiki, que  significa Fuerza Vital Universal.
Hizo prácticas en varios barrios bajos de Kyoto. Comprobó que al hacer estas curaciones solo como servicio, igualmente esos seres no cambiaban de vida seguían mendigando y se volvían a enfermar de las mismas afecciones. Comprendió que solo estaba curando el cuerpo físico de esos seres y que no era el camino.
Decidió entonces dar el conocimiento del Reiki como enseñanza, su primer alumno que llegó a la maestría fue Chujiro Hayashi y luego formó a unos veinte más que siguieron en la enseñanza por el mundo. Hayashi abrió una clínica. Una de sus pacientes más renombradas fue Hamayo Takata quien debía ser intervenida quirúrgicamente, ya internada y lista para la operación, escucho una voz que le dijo “LA OPERACIÓN NO ES NECESARIA”, entonces habló con su médico quien con gran apertura aceptó su deseo de experimentar otro tipo de sanación antes de la intervención, él mismo le aconsejó que fuera atenderse en la clínica de Hayashi, en donde fue asistida y se curo totalmente en cuatro meses.
Takata luego de estar un tiempo en Japón aprendiendo las técnicas volvió a Hawai en donde residía. Hayashi viajó a verla y juntos dieron conferencias, talleres e iniciaciones. En 1941 Takata sintió un fuerte llamado de su corazón para ir a ver a Hayashi, él le pidió que ella funde una escuela en América y  siga con el conocimiento porque percibía que por la guerra en Japón cerrarían la clínica. A los pocos días Hayashi falleció. Takata y su nieta hicieron una gran difusión del conocimiento permitiendo la expansión del sistema curativo en todo el mundo. Su nieta continúa con la escuela a nivel internacional visitando periódicamente cada lugar.

El Reiki Usui
se dicta en tres niveles, primer nivel, segundo, y maestría.

Creo a nivel personal que es el modo más sintético de darlo ya que los tiempos aceleran y el planeta necesita sanación urgente.
Reiki es la energía universal que cura, es una manifestación del amor más puro del gran padre-madre Creador. Este sistema de curación natural y en orden con el cosmos se transmite como antes mencioné a través de la imposición de manos. Con las iniciaciones también llamadas sintonizaciones o alineaciones, el maestro abre canales despejando y armonizando los chakras para que no haya obstrucciones y la energía pueda fluir naturalmente.
Tenemos que diferenciar una sesión de una iniciación. En una sesión el paciente recibe energía universal que  armoniza cuerpo, mente y espíritu. El paciente percibe la energía, la puede sentir y a través de varias sesiones (las cuales dependerán de la enfermedad) lograr la curación o armonización deseada.
Al iniciarse en Reiki la diferencia es que la comunicación con el prana, ki o Chi que es el fluido energético universal es continuo e inagotable. La iniciación aumenta la energía vital del terapeuta y le aporta el poder de canalizarla para tratar a otros seres. Cuando un ser que es canal de Reiki está dando una sesión a otro ser, también está recibiendo porque la energía circula por sus canales para llegar al paciente.
A diferencia de otras terapias, cada sesión es una reenergetización también para quien transmite la energía. Las iniciaciones pueden ser ceremoniales, ritualistas o muy simples de acuerdo a las posibilidades y necesidades de cada caso.

En el primer nivel se experimenta básicamente una auto depuración, armonización y sanación que debe ser realizada por veintiún días consecutivos para lograr una buena sintonización. A partir de ese momento puede atender a otros seres sin dejar de atenderse a si mismo. Este proceso de depuración, debe transitarse sin miedo ya que el cuerpo se desintoxicará de la manera en que pueda. Ejemplos: fiebres, diarreas, vómitos, y la manifestación de toda enfermedad que se estuviera incubando en el momento de recibir la iniciación, porque recordemos que es una energía universal curativa que acelera los procesos de sanación.
El nivel uno es de auto curación y comienzo de la evolución espiritual.

El segundo paso en el camino de aprendizaje del Reiki es la iniciación en segundo nivel en el cual se transmiten al terapeuta en formación tres símbolos que potencian la curación. En los principios del Reiki se usaban aproximadamente 2500 símbolos. Ahora solo se usan cinco o seis, de los cuales tres se dan en segundo nivel.
Cada símbolo es un nivel dentro del camino hacia la iluminación, por lo cual es tan importante meditar sobre cada uno de ellos. En la alineación de segundo nivel aumenta el flujo de energía curativa y el direccionamiento de la misma, de manera más específica a los aspectos emocionales, mentales y kármicos.
Después de recibir este nivel la depuración es de seis meses aproximadamente en donde hay una remoción profunda de emociones no resueltas en el pasado tanto de esta como de otras encarnaciones.
En este nivel además de que la curación sea más puntual, potente y direccionada, habilita la posibilidad de la curación a distancia.
En la maestría se profundizan técnicas, se dan los símbolos maestros y se inicia el camino de la iluminación. A este grado llegan seres que dominan la disciplina en los niveles anteriores. En esta última sintonización ya no hay tantos procesos de limpieza sino que se comienza a gozar de las sesiones que son más profundas en recibir y dar.
Sigue a estos niveles el quinto nivel que es definido como la iniciación del Sensei, este es un experto en sanación, sabe como utilizar la energía de curación y también dar enseñanza. Al llegar a este grado el maestro ha demostrado ser un maestro de vida siendo respetado, reconocido y sobre todas las cosas humilde.
Al sexto nivel se accede solo por invitación la cual se realiza en una sola oportunidad por los maestros de séptimo nivel. Los maestros de sexto nivel son maestros itinerantes pero cada vez que son convocados por el grupo del séptimo nivel deben acudir y prestar servicio.
El séptimo nivel lo conforman solo diez maestros en todo el mundo, ellos viven en retiro, son misioneros del servicio de la curación.
El Dr. Mikao Usui más allá del nivel por el cual el terapeuta esté transitando tenía como lema fundamental el siguiente “LA META CON EL USO DEL REIKI ES FELICIDAD, CURACION, E ILUMINACION”.

Los principios del Reiki nos permiten vivir más sanamente, a continuación los enumeramos.

“Sólo por hoy no te preocupes.

Sólo por hoy no te enojes.

Honra a tus padres, maestros y mayores.

Gánate la vida honradamente.

Demuestra gratitud hacia todo ser vivo”.
 


Shiatsu


La palabra shiatsu significa Shi “dedo” y atsu “presión”, quiere decir entonces presión con los dedos. El shiatsu es un método de sanación natural que se activa a través de un masaje de acupresión.  Es una técnica terapéutica de masaje originada en Japón. Sigue principios similares a la acupuntura ya que la aplicación del tratamiento es sobre los meridianos o canales energéticos que recorren todo nuestro cuerpo físico. En shiatsu el masaje se realiza con los pulgares, manos, dedos, y codos, los cuales son usados para aplicar presión sobre ciertos puntos del cuerpo.
El Chi,  que así llaman a la energía vital, fluye a través del cuerpo en una serie de canales. Por muchas razones diferentes el Chi puede dejar de fluir libremente y esto produce entonces un síntoma. La técnica shiatsu incluye estirar, apalancar e inclinar el peso en varias partes del cuerpo para fomentar una mayor armonía de circulación, flexibilidad e integridad postural. Muchas de las técnicas se aplican sobre el mismo sistema de canales de energía o meridianos que se usan en acupuntura, a pesar de que en Shiatsu cada canal cubre una mayor área del cuerpo.
El Shiatsu combate el desequilibrio del cuerpo, la mente y el espíritu. El potencial terapéutico del Shiatsu fue redescubierto en Japón a principios del siglo XIX y fue precisamente un japonés de nombre Tamai Tempaku quien elaboró la técnica actual del Shiatsu al combinar las técnicas tradicionales y los conocimientos fisiológicos y anatómicos de la medicina occidental. Su principio de base es la noción de la energía vital (Chi  en chino o Ki en japonés).
Esta energía circula en el cuerpo por medio de meridianos o canales de energía y en los cuales se puede actuar sobre puntos precisos, (punto de acupuntura o Tsubo) para desbloquear el flujo de energía o mejorarlo. El objetivo del Shiatsu es de re-equilibrar el flujo de energía vital en nuestro cuerpo y así calmar muchos males.
El practicante de ésta "digito presión" intuitiva hace primero un diagnóstico para identificar los circuitos "vacíos" de su energía a causa de ciertas afecciones. Este diagnostico tiene múltiples formas de ser llevado a cabo, la búsqueda de un terapeuta de shiatsu es integradora entonces busca la causa de los malestares para poder actuar en su mejoría. Luego de este diagnóstico se procede a la sesión.
Las técnicas terapéuticas varían, ciertos practicantes de Shiatsu trabajan los Tsubos o puntos específicos, como en la acupresión china o Shen-tao, otros utilizan masajes generales para estimular los meridianos.
Le Shiatsu sirve para reintegrar la vitalidad del cuerpo, ayuda a regular el sistema hormonal, la circulación sanguínea y del liquido linfático, para eliminar desechos y disminuir la tensión muscular. Permite también disminuir el estrés, el insomnio y consolida las capacidades de auto-sanación.
Una variante del Shiatsu y que se practica en auto tratamiento es el Do in o Daoyin, que al origen es un método para mantenerse en buena forma física un poco como el yoga. Los diferentes ejercicios pueden mejorar el flujo de Ki, principalmente el control de la respiración, la meditación, los estiramientos, los masajes y las presiones de ciertas zonas.
El Shiatsu es un placentero masaje que estimula el cuerpo para aprovechar la energía y mejorar la salud física, mental y emocional.
Las tensiones de la vida cotidiana se van acumulando en nuestro cuerpo, creándonos malestares y enfermedades. Por lo tanto es necesaria una terapia alternativa que nos ayude a recuperar el equilibrio y la energía. Esta terapia es completamente natural y carece de efectos secundarios. En la actualidad es reconocida y apreciada por los estudiosos de las antiguas formas curativas naturales, y son cada vez más las personas que se acercan al shiatsu como un medio sencillo y efectivo para mantener el bienestar físico, mental y emocional.
En casi todas las culturas se ha usado el masaje como terapia porque se sabe que la estimulación de las zonas del cuerpo mejora ciertas dolencias. El shiatsu se remonta a hace más de cinco mil años, cuando en las montañas de China los sacerdotes taoístas practicaban el auto masaje Do-In.
Y recientemente se han hecho adaptaciones del shiatsu, como practicarlo en el agua (‘watsu’).
El shiatsu consiste en ejercer una suave presión sobre  puntos del organismo, haciendo énfasis en ambos lados de la columna vertebral. La presión se coordina con la respiración del paciente para fluir y equilibrar la energía de cada órgano y conseguir la relajación.
Para aplicar presión sobre la piel se utilizan las palmas de las manos, dedos, codos, antebrazos, rodillas y pies, sin instrumentos ni cremas. Para movilizar a nivel energético se hacen estiramientos, rotaciones de articulaciones, fricciones, levantamientos, rodamientos y percusiones.
El shiatsu se basa en la idea de que la salud está relacionada con el flujo de energía que circula a través de senderos o ‘meridianos’ a lo largo del cuerpo, conectados con los órganos internos y con las emociones, y a lo largo de estos canales se ejerce la presión.
El shiatsu estimula la capacidad del organismo de auto curarse naturalmente. Puede ser utilizado por quienes estén pasando por un momento de tensión emocional que repercute en todo el organismo.
Es muy efectivo para aliviar alteraciones del sueño, ansiedad, cansancio crónico, depresión, estrés, insomnio, nerviosismo, neurosis, tensiones musculares, dolores de espalda o de cabeza, estreñimiento, colitis, alergias, asma, contracturas, lesiones deportivas, lumbalgias, desórdenes metabólicos, de menstruación, endocrinos, urinarios y reproductores, entre otras cosas.
También mejora el tono de la piel, la flexibilidad muscular, la claridad mental, la concentración, los ligamentos, los sistemas digestivo, respiratorio y linfático, los problemas menstruales, la circulación sanguínea, fomenta un embarazo sano, facilita el parto, ayuda a mejorar la postura y a crear conciencia del propio cuerpo.
Un tratamiento de shiatsu consiste en una serie de varias sesiones de una hora cada una. Es necesario recibir más de una sesión pero los resultados son evidentes desde la primera.
El terapeuta y el paciente se visten con ropas cómodas, preferiblemente de algodón. El lugar debe ser una habitación amplia, aireada y silenciosa para que se sientan a gusto. Se trabaja en silencio o con música. El paciente no necesita desvestirse y permanece sobre el suelo o una superficie no muy blanda.
El terapeuta produce una movilización corporal y energética para reconocer las causas del problema de salud. La presión con los dedos no deber ser muy fuerte ni muy débil, sino justa para proporcionar calor a las zonas.
Después de cada sesión, paciente y terapeuta deben expresar cómo se sienten. El paciente suele alcanzar un estado de bienestar general que se prolonga por varias horas o incluso días.

Recomendaciones
Consulta siempre a un terapeuta experimentado. Se debe tener precaución en caso de padecer osteoporosis, fiebre, lesiones o inflamaciones. No existe ninguna limitación de edad para acercarse a esta terapia.
Practica shiatsu para aprovechar la energía de tu cuerpo y mejorar tu salud física, mental y emocional. Además, tener conocimientos generales de shiatsu te dará la posibilidad de alcanzar con tu pareja niveles de placer, bienestar personal, armonía natural y expresión de todos los sentidos.
El Masaje watsu se hace en una piscina con agua tibia.  La combinación de terapia física, relajamiento, meditación, el ambiente acuático, y la temperatura agradable de agua contribuyen a experimentar un masaje extraordinario. 
Este masaje envuelve el masaje en si mismo y movimientos en el agua parecidos a algunas formas de danza.  A las personas que reciben el watsu por primera vez se les guía más que a personas que han recibido el masaje varias veces.  Cuando la persona esta muy familiarizada con el masaje se le deja seguir sus movimientos instintivos.
El agua tiene que cubrir hasta el pecho a la persona recibiendo el masaje.  El watsu es un masaje único porque utiliza el agua como medio.  El contacto con el agua y la libertad de moviéndoos que esta ofrece hace que el masaje sea uno de los masajes mas relajantes que existe. Esta terapia es ideal para niños y anciano o aquellas personas impedidas de apoyar su cuerpo en camillas o en futones en el suelo.

Reflexología

La reflexología es una técnica que trabaja a partir de puntos reflejos, los cuales se encuentran en las plantas de los pies. Esta técnica sostiene que todos nuestros sistemas con los órganos involucrados en ellos, tienen en el pie un punto que los representa. A partir de trabajar sobre ellos se estimula el órgano y/o sistema desarmónico. La reflexología apunta a equilibrar el funcionamiento de cada órgano y por lo tanto de cada sistema, dando por entendido que el correcto funcionamiento de los sistemas hacen al estado de salud, siendo la enfermedad una desarmonía en alguno de los mencionados sistemas. El trabajo puede ser sólo en los pies lo que se llamará reflexología podal, en las manos o en todo el cuerpo, trabajando todos los puntos involucrados, que es la forma más completa de lograr una armonía. Como toda terapia complementaria se basa en todos los aspectos del ser o sea no sólo en su plano físico aliviando el dolor sino en el energético brindando una mejor canalización de la energía y en los aspectos emocionales y mentales, es decir tratando al ser como una integridad. La técnica reflexológica se realiza con muchos otros complementos además del masaje, se trabaja con digito presión, con rodillos de madera, con máquina vibradora y también con otros componentes alternativos como aromaterapia con esencias o cremas y con colores en cromoterapia, o con flores de Bach si fuera necesario.
Todo esto depende muy en particular del terapeuta y sus conocimientos. Las dolencias mas tratadas por la reflexología son trastornos en el sistema óseo donde la medicina tradicional poco puede lograr, con esta técnica podemos aliviar dolores de columna, contracturas, stress y todo lo que esto provoca en el resto del organismo. Como toda terapia complementaria es imprescindible dejar claro que no sustituye al médico y a su conocimiento sino que se complementa con él haciendo que la mejoría sea más rápido y mejor tolerado el tratamiento. De todos modos cualquier trastorno puede ser complementado con reflexología porque ayudamos a armonizar al ser y darle lugar a su bienestar.
Masajear los puntos precisos del pie que corresponden a zonas de dolor concretas es la clave de la técnica que busca producir reflejos, desde las terminaciones nerviosas que conectan la piel con todas las partes y órganos del cuerpo.  Es una técnica sencilla,  veamos algunos masajes que podrá hacer uno mismo.


Para dolores de cabeza hay que presionar suavemente los dedos gordos de los pies.
El resto de los dedos se conecta con los senos frontales. 

Para aliviar molestias del nervio ciático, la zona a masajear es la de los talones. 

Los dolores de estómago y problemas renales, se pueden resolver estimulando la parte media del arco del pie.

Para malestares relacionados con los ovarios, la zona refleja se encuentra en la zona interna del arco, casi llegando a los tobillos. 

 
    

Hay que tener en cuenta que esta terapia complementa el buen funcionamiento de los órganos a través de la estimulación la cual creará armonía y bienestar.